Sigue la violencia contra las familias campesinas de Santiago del Estero


Santiago del Estero, 11 de junio del 2016

Desde el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MO.CA.SE.) y la Mesa Provincial de Tierras hacemos extensivo este comunicado acompañando a las familias campesinas nucleadas en la Mesa Parroquial de Tierras de Nueva Esperanza que se encuentran consternadas por los hechos sucedidos en el día de hoy.

En el paraje de Ovejería, Dpto. Pellegrini a 30 km de Nueva Esperanza, en horas del mediodía se encontraba en su casa Sergio Levi Arias junto a su prima y su tía preparando algunas cosas para celebrar el aniversario del fallecimiento de su padre, cuando ingreso en su lote el Sr. Guillermo Bancora, empresario de la zona, quien dice tener aproximadamente unas 5000 has en la zona y le disputa a las familias una posesión de 200 has. Bancora estaba  acompañado de tres personas,  con quienes ingreso al domicilio, empezó a agredir verbalmente y posteriormente se acercó y lo tomo de la ropa realizándole una herida cortante con un cuchillo en el pecho, Sergio se encuentra internado en el hospital regional en grave estado ya que la herida afecto parte de la membrana que cubre el corazón y también parte del hígado, por lo cual se debate entre la vida y la muerte.

Esto es un proceso desencadenante de sucesivos intentos de usurpación del terreno y amenazas que Bancora le realizaba a Sergio Levi, ya que existen múltiples denuncias en la comisaria de Nueva Esperanza. Además, las familias tienen iniciado un juicio de prescripción en su contra.

Sergio Levi Arias nació en ese lugar donde vivieron sus padres por más de dos generaciones. Son reconocidos por los vecinos como poseedores, se dedicaban y dedican a la cría de animales vacunos, además de ser docente en una escuela cercana en Campo Grande y con gran compromiso en la participación de la Mesa Parroquial de Tierras de Nueva Esperanza.

Bancora se encuentra actualmente detenido en la comisaria de Nueva Esperanza. Llegó a la comisaria manejando su auto con personal policial que lo acompañaba. Pero tememos que la justicia nuevamente no cumpla con el deber de garantizar la vida y el resguardo de los derechos de las familias campesinas,  ya que estos hechos ponen otra vez de manifiesto que los conflictos de tierra no se fueron de nuestra provincia, sino que se profundizan con desalojos y creciente violencia, una vez más poniendo en riesgo la vida de compañeros campesinos. Por lo que 

EXIGIMOS JUSTICIA
QUE TERMINE LA VIOLENCIA CONTRA LAS FAMILIAS CAMPESINAS E INDÍGENAS DE NUESTRA PROVINCIA 
SEGUIREMOS LUCHANDO PORQUE QUE LA TIERRA ES NUESTRA!!
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio