Villa Lago Gutiérrez: del paraíso al infierno

por Mariano Rodríguez


Hasta hace dos meses vivíamos en un lugar increíble y, sobre todo, bastante pacífico. Si bien la cosa se empezó a enturbiar hace un año con la llegada de algunos paisanos con un par de muertes a cuesta, todavía podíamos vivir relativamente tranquilos.

Villa Lago Gutiérrez más que un barrio es un caserío en medio de un bosque de nativas patagónicas. Un puñado de familias trabajadoras que vivimos austeramente en un alto grado de convivencia con el entorno natural. Un barrio privado: privado de teléfono, privado de gas, privado de cloacas y privado de agua.

Villa Lago Gutiérrez, hasta hace poco, era un barrio donde dormíamos sin llave, donde podíamos dejar las herramientas apoyadas en un árbol que a la mañana siguiente iban a seguir estando en el mismo lugar.

Pero todo cambió: desde hace dos meses una escalada de violencia afecta a todo Bariloche como consecuencia de la disputa por el poder entre la Intendenta de Bariloche y el Gobernador de Río Negro; lo que desembarcó en nuestro pequeño paraíso en forma de secuestros, intentos de violación, robos a mano armada, quema de viviendas, tiroteos y amenazas a los vecinos.

Toda esta situación es generada por gente asociada a la Mafia Inmobiliaria que se instaló durante los años del radicalismo rionegrino y se afianzó con los gobiernos kirchneristas del Gringo Soria, primero, y del Brujo Wereltilneck, después.

La ruptura de Wereltilneck con el kirchnerismo, su alineación con el Massa y el enfrentamiento con nuestra intendenta, que sigue siendo kirchnerista, resultó en una liberación de Bariloche a grupos de criminales organizados que conviven con la policía provincial, esa misma policía que en diciembre del 2013 se amotinó logrando un importante incremento salarial por parte del gobernador.

En pocas palabras, se están embarrando la cancha y los vecinos estamos de rehenes de esta disputa por el poder político y territorial.

Los que trabajamos en nuestras casas tenemos que cuidar las casas de los que trabajan afuera, tuvimos que organizar corredores seguros para que los niños –y sobre todo las niñas– puedan llegar al colectivo sin que les pase nada. Tenemos tres campamentos de parapoliciales armados que responden a una “desarrolladora” inmobiliaria que disputa la titularidad de muchos terrenos con algunos vecinos en situación de “ocupación”. Hay algunos vecinos armados sin más experiencia en el uso de las armas que matar una liebre o, en el mayor de los casos, un ciervo. No hay noche en la que no se escuchen tiros.

Desde el gobierno municipal las respuestas son muy tibias, nuestra intendente esta más preocupada por ser Vicegobernadora que por la violencia que crece. Y digo violencia y no inseguridad, porque la inseguridad la asocio a los daños hacia la propiedad y la violencia, al daño que se ejerce a hacia las personas.

De uno u otro modo, la estamos pasando mal.



Este revelador video muestra a un "grupo de choque" conducido por personas con antecedentes delictivos "custodiando" la vivienda que fue incendiada en la ocupación de terrenos de Villa Lago Gutiérrez. Fueron supuestamente contratados por los dueños de los terrenos para "proteger" el lugar. El cabecilla del grupo -el "Taca" Nahuelquín- dijo a los ocupantes: "Si tengo mala leche, te la prendo fuego y listo". Al día siguiente, la casa ardió.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio