Ante la discriminación, bolivianos harían un “paro” en Río Cuarto

Es por la inseguridad que sufren por estas horas tras desatarse una violencia contra la comunidad por la detención de sospechosos bolivianos por un asesinato.



Preocupados por los graves hechos de violencia, discriminación y robos, integrantes de la comunidad boliviana anunciaron que, de no tener garantías de seguridad en barrio Las Delicias, pararán la producción de ladrillos, la construcción y el abastecimiento del Mercado de Frutas y Verduras de Río Cuarto.
“Hoy se trabaja normal con el Mercado de Abasto, pero si no tenemos un resultado favorable, una garantía permanente, va a haber un paro general de bolivianos”, anunció Félix Gutiérrez, líder de la comunidad en Río Cuarto.

Datos
En la ciudad viven unos 5000 bolivianos, una parte de ellos, dedicados a la construcción, habitan barrio Las Delicias, el centro del conflicto social y xenófobo desatado por el asesinato de Jorge Alexis Rodríguez, el pasado fin de semana.  Ya son 16 las familias bolivianas que han huido del barrio.
“Estamos pidiendo que las autoridades que están mediando, que es algo muy favorable, busquen el trasfondo de todo esto. Hay gente que está viniendo solo para delinquir. Los vecinos del barrio nos dan su apoyo, nos respaldamos en ellos. Pero es muy preocupante que delante de la misma policía estén sacando las cosas. Supuestamente no podían actuar porque no tenían orden judicial, queremos pedir que los jueces den las órdenes para detener a los responsables”, expresó Gutiérrez.

Declaraciones
El líder llamó a conferencia de prensa en el barrio para reclamar: “Pedimos que se esclarezca el hecho del día sábado, que den a conocer a los verdaderos responsables y que les caiga la Justicia con todo el rigor. Que no tengamos que pagar justos por pecadores. Nosotros somos bolivianos, no delincuentes, somos gente trabajadora”.
Una vecina, reveló su temor: “Hoy está la policía pero pasado mañana quien nos va cuidar. No hay seguridad. Necesitamos una garantía. Vengan derechos humanos, vean como vivimos. Tenemos calidad de vida, trabajamos para nuestros hijos, los llevamos a futbol, a la escuela... Hace tres días que mi hija no va a la escuela. Yo no estoy preparada para enseñarle No vamos a vivir siempre ocultos, necesitamos vivir”.
“Ahora por lo menos tenemos policías que están dando vueltas pero en la parte de atrás no se puede entrar y vuelven con palos a asaltar. Nos gustaría tener apoyo para estar seguros de que no va a volver a suceder. No nos dejan entrar para aquel lado. Yo soy boliviana, pero mis hijos son argentinos y ellos tienen derecho a una mejor oportunidad que yo. Yo viene hasta aquí para darles calidad de vida, educación”, agregó otra mujer.
Gutiérrez agregó: “Agradecemos al hermano del finado que ha manifestado su apoyo permanente a la comunidad.  Es un sector particular el que está llamando a la violencia, quieren delinquir aprovechando el dolor de una familia. Nosotros nunca vinimos a usurpar un terreno ni a quitar un trabajo. Buscamos la armonía”. 
0