Sabella, el técnico militante

por Leandro

No hace falta escucharlo en entrevistas o repasar su biografía, basta con mirar atentamente su rostro para ver en él las virtudes de un militante político;  sufrimiento y abnegación, honestidad y coraje, teoría y práctica. Sabella es setentista, padeció la trágica historia política Argentina y como tantos otros, no olvida sus años dorados de militancia de base en villas y barrios obreros y la mística de ser parte de la gloriosa juventud. Para Pachorra, los futbolistas son jugadores, pero también militantes, y la selección nacional un equipo de fútbol, pero también una excusa para seguir haciendo patria. Un técnico ideal para ir a disputar un mundial en el país más pujante de la Patria Grande (con la que tanto soñó en sus años de juventud). No es raro imaginarlo alternando videos de rivales y lecturas nocturnas del Plan de operaciones de Moreno o de la Correspondencia Perón-Cooke, charlando con sus ayudantes y dirigidos sobre tácticas y estrategias futboleras, pero también sobre anécdotas y épicas de los próceres de nuestra tierra. “Me gusta que mis equipos tengan manejo de balón, variantes de ataque y consistencia defensiva (…) Me gusta que mis jugadores miren fútbol, que tengan tiempo libre para distenderse, pero también que sepan quien fue Sandino, Perón o Mao, eso los va a hacer mejores personas, los va a hacer más íntegros”. Consecuente con sus ideales,  las largas horas de concentración en Cidade do Galo se habitan desde una heterogeneidad que incluye el entretenimiento en el ping-pong, el pool y la PlayStation, pero también los infaltables talleres y charlas sobre historia y pensamiento latinoamericano o las proyecciones de fragmentos de La hora de los hornos, La Batalla de Argel y Sinfonía de un sentimiento (todas grabadas en VHS y reproducidas en una videocasetera que hizo instalar especialmente junto al DVD, a Sabella lo influyó en igual medida el Perón del exilio que el Bilardo de Estudiantes de La plata…). Y como el fútbol no es algo ajeno a la historia de los pueblos, ni a la geopolítica global,  nuestro entrenador militante alterna señalamientos sobre las disposiciones tácticas de los rivales con información sobre el estado actual de los países que disputan la copa del mundo.
Pudimos ver el día sábado como cada integrante del equipo sabía a que jugador tenía que marcar en las pelotas paradas, pero también los efectos anímicas y morales de los años de guerras y crisis sociales de los rivales iraníes, “son guerreros, son fuertes, tienen las secuelas psicológicas de tantos años vividos en un contexto social durísimo”, decía Mascherano.  O Angelito Di María -que sorprendió a sus amigos y familiares, “Ángel apenas recordaba su número de documento, nunca fue muy despierto”-  quien luego de la victoria frente a Bosnia dijo “no olvidemos que muchos de estos futbolistas fueron los bebes de la guerra; sus cunas fueron las ruinas de un territorio que estallaba”. Comentario que dejó boquiabiertos a los periodistas que cubrían la salida del vestuario, y por supuesto, sin posibilidades de repreguntar. Pero esta pedagogía política no es fácil de sostener, “La charla técnica es el instante que me genera más estrés frente al jugador. No debe durar más de quince minutos porque luego de ese tiempo se dispersan, ahí trato de hablarles del partido y de transmitirles algunos conceptos políticos e históricos”.  Pachorra entiende a los jugadores jóvenes, con una sonrisa de padre canchero y comprensivo dice, “Se van dos horitas con un peluquero que me pidieron que incluya en la delegación y después arman torneos de PlayStation hasta la madrugada, je. Son pibes sanos”.
Aunque todavía no dio la charla sobre Nigeria, del cuerpo técnico se filtró que ya mando a recopilar datos sobre la biografía de cada uno de los futbolistas nigerianos para ver cuántos de ellos tienen familiares violados, torturados o asesinados. Sabella lo sabe, una charla sobre violación de los derechos humanos le vendría bien al plantel…Pero dicen quienes lo conocen que ya se frota las manos pensando en la posibilidad de enfrentarse en octavos de final con la selección de Suiza. “Es un momento justo, de paso meto el tema de la especulación financiera, el lavado de guita y los fondos buitres…”.
Sin embargo, hay quienes no están conformes con esta educación futbolera y política. Un alto dirigente de la AFA que integra la delegación que está en Brasil responsabilizó al DT del flojo rendimiento del equipo ante Irán, “Alejandro se equivoca fiero, sobrecargo de información a los futbolistas, no solo les dijo que los iraníes nos iban a esperar atrás e iban a dejar pocos espacios, les metió cartuchos sobre lo que significo el Imperio Persa,  después colgó con la revolución islámica del 79 y terminó hablando de la importancia geopolítica actual de Irán…Para mí que les quemó el coco y los terminó paralizando. Se las bajo. Imaginate que Messi antes del partido se reía y preguntaba quién conoce a estos terroristas y minutos antes de salir a la cancha humanizó tanto a los rivales que salió angustiado…hasta le pregunto al capitán de ellos en el sorteo cómo era vivir en una zona tan conflictiva e inestable. Antes ni los podía ubicar en el mapa”.
Esta historia aún no tiene un final, lo cierto es que, más allá del desempeño en el mundial, los futbolistas que están al mando de Sabella nunca van a ser los mismos, como dijo un ex dirigido por Pachorra, “Me enseño que jugador de fútbol puedo ser hasta los treintaypico, pero millonario y militante comprometido hasta la muerte”.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio