Poesía en la Cárcel

Estos textos fueron escritos en el marco de los talleres de YoNoFui, con motivo del traslado compulsivo -el pasado  viernes 23 de mayo-  de 30 mujeres alojadas en la unidad 31 de Ezeiza para facilitar el acceso a la salud de los genocidas que se encontraban detenidos en el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz.





***


ESCUPIR LA DIGNIDAD

de Palma Li (ex presa de la U31)

Otra vez una nueva experiencia en la cárcel. Otra vez en el Complejo 4, la otra cara de la moneda. No puedo respirar, discernir, controlar mi angustia ni dejar de llorar. Otra  vez aferrarme a Dios y pensar: si tan sólo escuchara mi clamor, sería diferente.

Hoy es sábado, pasó el recuento y escucho a mis nuevas compañeras hablar, somos 24 en este pabellón, pero sólo 5 que venimos de la unidad 31. Ya pasaron 24 hs. del traslado y nada hace que mi cabeza se calme, pienso en lo violento que fue todo, el  psicopateo  absurdo, la falta de información, versiones y rumores que al final resultaron siendo verdaderos. Eran las 6:45 hs., cuando entraron gritando a las celdas, todas dormíamos.

-¡Levántense, Señoras!  ¡De pie junto a la cama, rápido…!

Otra vez mi boca seca, los cólicos y la impotencia, la cárcel me saca la libertad y todo lo que poseo, cómo y cuando quiere.

Ahora sé lo que pudieron sentir algunos de nuestros desaparecidos. Solo faltaban las capuchas.

Otra vez la ironía de nuestra justicia... a pesar de ser, la unidad 31, una cárcel de conducta, fuimos extirpadas, para dejar el lugar a genocidas, “Derechos Humanos”...  Si, caminen  “derechos”, Hijos de putas “humanos”. Eso fue lo que sentí, un montón de estiércol con cascos y escudos escupiendo mi dignidad. Otra vez, veo desde adentro la indiferencia de la gente. Viene a mi mente el "Al Don Pirulero", cada cual atiende su juego o cuida su culo.

Sí, somos mujeres que cometimos errores, pero no dejamos de ser madres, esposas, novias, abuelas, lloramos, reímos, sufrimos y la única diferencia es el encierro.

Otra vez, siento mi cuerpo imantado al piso, pero mis manos todavía pueden tomar un lápiz y volcar sobre el papel lo que muy pocos están haciendo por nuestros derechos.

Otra vez mi memoria se activa.

¿Quién podrá defendernos?

¿Será justicia?







***


 VIVA LA PATRIA!
de Elisabet Soria

El 25 de Mayo festejaron los milicos su festejo 2014.

Muy sobre la joda (23 de Mayo) desalojaron a mujeres de la unidad 31, cárcel construida especialmente para alojar mujeres y niños, con el fin de trasladar a varones mayores (ex milicos genocidas). Seguro que la mayoría del pueblo no ve nada malo en esto. Como no ve nada malo en la precariedad en la que se vive en las villas, en los hospitales desmantelados,  en la cada vez mayor cantidad de gente durmiendo en situación de calle...

¿Bajar  la foto de Videla o defender a Milani?



***


INTRUSOS
de Carina

Mientras la presidenta festeja por la tele el 25 de Mayo, insólitos momentos vivimos las mujeres detenidas en la Unidad 31 de Ezeiza tras el traslado de la mitad de la población a otra unidad, con el único fin de hacer lugar a los hombres condenados por delitos de lesa humanidad.

Nosotras, las que quedamos sufriendo estos cambios, tan dolorosos para las que se han ido, seguimos luchando por ellas y por las compañeras de Planta de Madres, para que no sean trasladadas.

Ya pasaron 4 días y todavía estamos en vibración por estos movimientos políticos enfermos que nos quitan la tranquilidad de nuestra rutina cotidiana.

Segundo día de convivencia y ya se presentó el primer inconveniente: Las chicas se dirigen como todos los martes a su espacio de entretenimiento, la murga. El sonido de los bombos, el redoblante, los platillos indignaron a los intrusos que furiosos se dirigieron a su Jefe de Módulo para acabar con el ruido que no los dejaba dormir la siesta.

¿Están conscientes que están ocupando un lugar que no les pertenece?






***


OTRA VEZ EN MI CABEZA


de Marta

Para mí fue como un allanamiento/ un bloqueo total/como los militares cuando arrasaron con un golpe de estado en el ´55/ mataron a mis tres hermanos/ eran trillizos/ como en la noche de los lápices/como cuando mi hermano desapareció en el ´76 de la facultad de derecho/ cuando yo le decía a mi padre: ¡vamos a buscarlo! y no lo podíamos encontrar en ningún lado. Mi padre se moría/ otra pérdida/ otro hijo más: Daniel Racedo/ Ya son cuatro, uno más/cuatro hermanos desaparecidos. / y acá fue como ellos/ son mis compañeras/ mis compañeras que no sabían qué hacer/y  así volví a sentir el bloqueo, otra vez en mi cabeza.




***


JUSTICIA, SEGURIDAD Y PROPIEDAD:
PRIVILEGIO DE UNOS POCOS
de Leyla

Los derechos de los genocidas valen más que los derechos de las mujeres privadas de libertad ubicadas en el Sector A de la cárcel de Ezeiza para mujeres con conducta.

El trato preferencial que recibe esta categoría de personas privadas de libertad (genocidas) no tiene justificación otra, más que el castigo se aplica más duramente en mujeres que en hombres.

Una muestra más que el sistema actual en funcionamiento no cumple con la premisa básica  de brindar justicia y seguridad a todos los habitantes de la Argentina.
Las mujeres trasladadas perdieron su propiedad mientras que los genocidas se trasladaron con su vajilla.




***


MUJERES Y NIÑOS PRIMERO
de Irma

Sobre el traslado de Mujeres alojadas en el  Sector A de la Unidad 31 de Ezeiza al Complejo IV de la misma localidad, ocurrido el 23/05/14

Como siempre el hilo se corta por lo más fino. En este caso: las mujeres.
El traslado se debe a que reubican a genocidas para que estén más cómodos y tengan mayores facilidades en el acceso a la salud.

Esta situación perversa no merece el menor análisis, basta decir que provoca tristeza vivir en un país donde la justicia, el gobierno, la sociedad miran para otro lado y se manejan con la indiferencia propia del “sálvese quien pueda”.



***


LA SUPUESTA DEMOCRACIA
de Caro

El pasado 23/05/14 ocurrió un hecho injusto en la unidad 31 de Ezeiza, donde se encuentran las madres detenidas con sus hijos, desalojaron a más de 30 mujeres para trasladar a 50 genocidas realmente peligrosos para la sociedad.

Estamos hablando de desalojar a mujeres de  una unidad modelo, pensada para alojar mujeres y no hombres, y mucho menos a genocidas y torturadores. Todo este movimiento se hizo para que ellos gocen de la comodidad y  mejora en salud. Esto implicaría repartir mujeres en la ex Unidad 3 y también mezclar a estos sujetos en el mismo penal donde viven los niños menores de 4 años,  lo cual no está permitido.

Esta situación, en lo personal, me genera mucha angustia e impotencia, y no estaría nada mal que en vez de meter miedo a través de los medios de comunicación se haga saber a la sociedad de estas cosas... porque  nadie está exento de caer preso, considerando esta supuesta democracia en que vivimos.

Un verdadero disparate que puede terminar en un caos lamentable que se podría evitar. Mientras la Presidenta nos vende un 25 de Mayo, la supuesta liberación, estamos viviendo injusticia y desinformación.







Notas relacionadas:

"De Desalojos y Genocidas" "Cuerpos descartables", por Liliana Cabrera ¿Derechos humanos selectivos? Conversación en Clinämen María Medrano y Liliana Cabrera, integrantes de la organización YoNoFui y coordinadoras del taller de poesía en las cárceles de Ezeiza.
3 comentarios

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio