Inmersión en el Silicon Valley. Ritornelo 3

por Carolina di Palma



Apple es un imperio de hormigón armado. Es como entrar a Nordelta pero de oficinas y sobre tierra fértil. Tiene avenidas en el medio de cada uno de sus edificios.

“Infinite loop” dice la entrada verde.

En la entrada amarilla, Apple divide los edificios de su campus por colores, tres empleados regresan de comer. Les cuelgan sus credenciales de los bolsillos y rastas de las cabezas. Al mismo tiempo, en el vaivén de la puerta de vidrio, sale otro empleado, lleva bajo el brazo su skate, la tira al piso, se pela una banana y comienza a andar. Finaliza su jornada.

Varios micros negros y grises hacen paradas en Apple violeta para trasladar más empleados.

En el Apple Company Store la compu más barata cuesta 1000 dólares. Hay un montón de ropa de colores gris o negra lisa con el logo de la manzanita. De todas formas ahí no se vende nada, solo es “souvenir”.
Venden ropa para bebé, blanca, con el siguiente texto: User guide not included.

En el after hour que está enfrente hay un gran mural. Varios trabajadores, cosechando, una mujer cargando atrás y un hombre cortando adelante. En el fondo y arriba a la izquierda, un hombre levantando un vaso de cerveza. Hay estrellas abajo en sombra.

Cuando volvíamos llegamos a ver a Cathai bank, US bank, Bank of the west, HSBC, Technology credit union. Leímos las revistas gratis en una plazoleta. Chinas que hacen masajes en tu tiempo libre, terapias con cannavis, tarot, brujas, chamanes, campus de vacaciones de Lego, chicas para el “make a real conection”, consejos para dormir mejor, consejos naturales, meditación, frutas, yoga, consejos de evitar estimulantes, abogados para inmigrantes, un montón de búsquedas para technology jobs y mucho más, pasen y vean. 
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio