Inmersión en el Silicon Valley: Ritornelo 5

por Carolina Di Palma


Son las 8PM y comenzamos a dormirnos. Sueño que estoy con mis primas de Los Ángeles, las Di Palma. Sueño que nos encontramos en la estación del Cal Train de San Francisco y nos abrazamos, nos abrazamos mucho. Sueño que hace quince años que no nos vemos. Sueño que la última vez que nos vimos fue en Buenos Aires, en mi casa de Villa del Parque. Sueño que recuerdo la casa de ellas en Florida, mucho antes, cuando fuimos visitarlas y jugábamos en sus camas marineras.  Sueño que nos subimos al auto las tres y recorremos San Francisco bajo la lluvia, sueño que ellas ponen el GPS y vamos hacia el puerto.  Sueño que estacionamos, pagamos con tarjeta de crédito en el poste de  la vereda y entramos a un bar con olor a pescado fresco. Sueño que EDP me cuenta que estudió en Washington DC Criminalística, CSI (Criminal Science Investigation). Que trabaja de 6 am a 4 pm, que luego trabaja en su emprendimiento de huellas digitales y que muchas veces le suena el celular y trabaja a la noche 12 horas más en alguna investigación. Sueño que me cuenta que la mayor cantidad de crímines son violencia por drogas, todas, nos dice en el sueño, cocaína, marihuana, crack, heroína, y una gran variedad de pastillas. Sueño que además nos cuenta que que roban casas sin alarma, en las que tienen alarma, no roban. Sueño que RDP me cuenta que estudió también en Washington DC pero en la marina. Que vivió en bases navales y estuvo en las bases militares en Medio Oriente. Sueño que me cuenta que también hacía investigaciones criminalísticas pero dentro de las bases del ejército. Que los mayores crímenes eran entre hermanos o pandillas dentro de la base. Que la gente volvía muy mal de la guerra. Que muchos jóvenes quedaban sin límites de los padres que se iban a la guerra. Sueño que me cuenta que se divorció de su marido porque tenía “un tipo de personalidad Tigers Woods”, que cuando se dio cuenta, agarró su jeep, puso el tráiler, agarró sus dos perros y manejó sola cincos días desde el Norte de Carolina a Los Angeles para ir a vivir con su hermana. Que cruzó Estados Unidos horizontal. Sueño que me cuenta que ahora va a estudiar diseño de interiores. Que el ejército tiene un programa donde uno paga para capacitarse al principio, que se pone al servicio del ejército un tiempo, y que luego, uno puede elegir qué estudiar y dónde y el ejército lo paga.  Sueño que EDP me cuenta que ahora esta contenta con su trabajo pero que antes no estaba muy bien, cuando estuvo como policía de frontera en México. Que era como un juego, encontraban a 15 personas tratando de cruzar, y ellos les decían: “ok oficial, nos han encontrado”, los regresaban a México y luego los volvían a encontrar en otro cruce. Sueño que me cuenta que lo peor eran las mujeres embarazas que cruzaban para tener a sus chicos en Estados Unidos, que los coyotes les decían que eran solo 2 horas y que luego resultaban 12. Que las encontraban muy mal. Sueño que me cuenta que patrullaba de noche, con una linterna, y que sus compañeras eran las víboras cascabel.  Sueño que me cuentan que trataron de sacarle el seguro médico a su madre pero que en el último paso el sistema se colgó. Que como es obligatorio, y están en desacuerdo porque no es constitucional obligar a los ciudadanos, que USA nunca obligó a nadie a hacer nada, tienen que pagar una multa si no tienen seguro, pero el sistema se colgó y no tienen plata para pagar las multas. Sueño que recorremos San Francisco en el auto y vemos los dos puentes bajo la lluvia, que mis primas buscan para nosotras una cafetería italiana y comemos tortas con capuccinos. Sueño que volvemos a casa a cenar y comemos juntas contándonos historias de la familia disgregada. Sueño que EDP nos cuenta que tiene pesadillas y que un día dormida mordió al novio  que estaba junto a ella en la cama. Sueño que traen con ellas a una perrita de raza imperial china, Sowie, que es como un bebe. Sueño que les preguntamos si tienen en cuenta al inconsciente cuando investigan, que si conocen a Lacan. Sueño que nos dicen que no y escuchan. Sueño que les preguntamos si leyeron Posdata de las sociedades del control de Deleuze y dicen que tampoco y escuchan. Sueño que les cuento que trabajo en un lugar que fue campo de concentración clandestino durante la dictadura militar argentina. Sueño que dicen no saber sobre eso pero yo no avanzo sobre esa relación. Les cuento que tenemos otra prima Di Palma que se exilió en un buque pesquero a Las Canarias en esa época. Sueño que traen vino dulce y nos quedamos hablando hasta tarde. Sueño que salen de casa, nos abrazamos mucho de nuevo y planificamos vernos en un año y medio. Sueño que se suben al auto, y se vuelven a Los Ángeles. Son las 8 am y escuchamos que suena el timbre de la casa. Me levanto con los pelos parados, me pongo medias, un buzo y pongo el código para abrir la puerta. Llegaron, son ellas, vinieron mis primas a vernos a Cupertino.
1 comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio