La Boca en el Mundo: quieren criminalizar la libertad total

São Paulo: el Director de Teatro José Celso Martinez Corrêa es intimado a declarar ante la Policía. Su respuesta pública



Así es. He recibido esta intimación policial dirigida al “Ilustrísimo Sr. Director de la Asociación Teat(r)o Oficina Uzyna Uzona", para que se presente ante el 23º DISTRITO POLICIAL DE PERDIZES, el día 11 de junio, uno de nuestros tecnoartistas asociados para dilucidar los hechos, y también para reconocer a los actores de teatro en fotos o videos posteados en la web bajo el título de “Decapitación del Papa en la PUC”, en la “Ocupación de la PUC por la Democracia”.

Francamente, el documento me pareció delicado, educado; es más, hasta afectuoso. Pero… el hecho es que nos están procesando una vez más aquéllos a quienes deberíamos procesar por la falta de respeto al Teatro y al Estado Laico Brasileño: los “Fundamentalistas Católicos Apostólicos ROMANOS”, que consideran que la actuación teatral farsesca es más irrespetuosa que el propio acto de estos Fundamentalistas al violar el espacio hasta entonces libremente sagrado de la Universidad Católica de São Paulo.

Los alumnos y muchos docentes ocuparon la Universidad en virtud del nombramiento para hacerse cargo de la Rectoría de una candidata ubicada en 3º lugar en la elección, pero que fue escogida antidemocráticamente por los representantes del Vaticano en Brasil por estar de acuerdo en transformar a la PUC en un “Recinto de la Prédica Fundamentalista ROMANA”.

Quedamos pasmados al ver todos los días y las noches las epidemias mundiales asesinas en la violencia que ejercen los Monoteísmos Fundamentalistas de todos aquéllos que se consideran dueños de “Una Verdad Absoluta” y “Un solo Camino”.

Antes de ser Benedicto XVI, Ratzinger había castrado al movimiento de la Teología de la Liberación, de inmensa importancia en la vida cultural, religiosa y social en Brasil.
El año pasado, cuando su fe como Papa ya se estaba perdiendo, el representante de Dios en la Tierra quiso hacer de la PUC aquello que era en sus comienzos.

Yo cursé dos años de Filosofía en la PUC durante esa fase inicial, antes de los años ‘60, al tiempo que cursaba Derecho en la São Francisco.
Dejé  entre otras cosas porque nuestro profesor Alexandre Correia, por ejemplo, explicaba en Lógica, la materia que dictaba, y con argumentos, la transustanciación de la Eucaristía en el Cuerpo de Cristo… ¿Pueden creerlo?
El Libro de Filosofía que se usaba era un Catecismo transmediocre del Padre Leonel Franco. Pero después la PUC evolucionó siguiendo la evolución de la Iglesia en los años ‘60, ‘70 y ’80, y se transformó efectivamente en un reducto de las más decisivas luchas para acabar con la Dictadura Militar en Brasil.
El viejo fundamentalismo en la enseñanza había sido superado y la Universidad Católica de Perdizes se volvió entonces Ejemplar en Brasil y en el mundo, debido a su ejercicio de la Libertad Creadora en la Enseñanza de la Ciencia, las Tecnologías y las Artes.

El año pasado, estudiantes de la PUC nos fueron a buscar  cuando estábamos haciendo la obra “Acordes”, de Bertolt Brecht, convocándonos otra vez a la lucha por la Libertad de la Enseñanza Laica en el Estado Laico Brasileño en la PUC, amenazada por la regresión hacia una Universidad Fundamentalista Católica Apostólica ROMANA.
Los estudiantes habían ocupado la PUC y no permitían la entrada de la rectora impuesta por los representantes del Papa en São Paulo. 
En la obra “Acordes” había un Muñeco Gigante que representaba al Capitalismo y era despedazado por dos Payasos en una Escena de Circo de los Horrores, al tradicional estilo teatral de “Grand Guignol”. Entonces adaptamos el texto a la situación que sufría la PUC y presentamos esta escena clásica del “Circo Teatro” de Todos los Tiempos: el Desmontaje, la Desparamentación, el retiro de una Máscara Papal, tal como lo hizo el propio Ratzinger, quien terminó él mismo zafándose, saliéndose de ella.

¿No será que la Brujería Teatral tiene ese poder? ¿Liberó a Ratzinger de la propia Estructura de su Disfraz Papal?

El Teatro tiene ese poder: el de mostrar al ser humano mortal Paramentado con las vestiduras que le confieren Autoridad, muchas veces destruyendo la propia humanidad de los que se Paramentan, que pasan a obrar como Aparatos, pues la Máscara se les pega a la piel.

Jean Genet, en su Ópera Prima “El Balcón”, muestra un Burdel en donde los clientes usan las máscaras sociales de Papa, de Juez, de Reina, de General, de Policía, etc.… para transar/copular su “p(h)oder” [“p(j)oder”] con las putas, que fingen que creen en sus representaciones.
En la obra se produce una Revolución y estas Máscaras de las Autoridades son depuestas, pero los partidarios antirrevolucionarios que restan van al Burdel y exigen que los clientes que frecuentaban el Putero aparezcan en el Balcón del Palacio del Gobernador con sus Disfraces para contener con ellos a la humanidad revoltosa: con sus Máscaras de Poder.

Bertolt Brecht tiene en “Galileo Galilei” una de las más hermosas escenas de teatro: muestra a un Cardenal a favor de la libertad de la Ciencia, un amigo de Galileo que se va a convertir en Papa; pero, a medida que se va paramentando como Cardenal de la Santa Inquisición, pasa a argumentar a favor de la prisión y la tortura del gran físico Galileo, pues éste afirma que la Terra gira.
Al final del Paramento, cuando recibe la Mitra, el Cardenal Libertario coincide con la intimación a su ídolo: el físico GG, a las salas de Tortura de la Policía de la Inquisición.

Querer incriminar a los artistas de Teat(r)o por esta escena constituye un atentado a la libertad de expresión del actor, esto es, al “Anarquista Coronado”, al decir de Artaud, uno de los mayores sacerdotes Chamanes del Teatro.

El Teatro es realmente el lugar donde todo lo que es humano, transhumano, subhumano, animal, vegetal, mineral, puede vivirse en forma de Máscaras de Dionisos, su dios.

Es el espacio de la Libertad Total. Los de las Artes, los que luchamos contribuyendo para abolir la Censura en Brasil durante la Dictadura Militar y ganamos esta conquista, no podemos retroceder y aceptar la CENSURA contra nuestra actividad.

Esta criminalización de la etherna actividad teatral, contra la Libertad de “reír corrigiendo las costumbres” demuestra que quien nos procesa quiere criminalmente el retorno del “Imperialismo Romano Católico Apostólico”, entrometiéndose en el Estado Democrático y Laico brasileño en forma de Criminalización Inquisitorial.

Brasil es el país con la mayor cantidad de católicos del mundo. Yo mismo fui bautizado y tomé la Primera Comunión, pero por tener una educación religiosa fundamentalista retiré mi Cuerpo de ese campo minado de Perversiones.
Los brasileños católicos no son romanos, son católicos antropófagos –frecuentan el espiritismo, la Macumba, el Candomblé, la Umbanda, el Budismo–  y cogen con forros, por ende, no solo lo hacen para fabricar hijos, sino por el placer de esta práctica sagrada que es el acto sexual en sí mismo: un acto de amor, de creación y procreación cuando existe consentimiento entre las partes. Se casan, como los gays de hoy. Si la mujer que es mujer sabe lo que quiere y quiere abortar, aborta y después se confiesa y comulga.
Soy vecino de un barrio en donde de 15 en 15 días se encuentran parejas católicas carismáticas que pasan los sábados y domingos bailando al son del Tambor con repiques hasta de Mãe Menininha.

Como dice Oswald de Andrade, existe un sentimiento religioso “órfico” en todos nosotros ante el Misterio de la Vida en el Cosmos.

Nuestros ancestros –mi abuela paterna era india– eran antropófagos, comían carne humana tanto del enemigo más fuerte, para adquirir sus cualidades, como de los seres queridos: hijos, hermanos, padres, abuelos, mujeres y maridos.
No era una Ceremonia para saciar el hambre, sino una ceremonia religiosa como la Eucaristía Católica, que es una sublimación de la Antropofagia.
A lo mejor por eso en Brasil el catolicismo popular de la mayoría no tiene la rigidez de otras religiones.

El Fundamentalismo es impuesto por la religión del Hemisferio Norte, que antropofagió al Imperio Romano con sus cristianos entregados a los leones y se convirtió en la Religión Católica Apostólica del Imperio Romano, con sus ambiciones colonialistas e imperiales en todo el mundo.

Ese tiempo ya pasó.

Vivimos de acuerdo con lo que deseamos para nosotros mismos y para todos, lo que más nos gusta.

La sumisión a podridos poderes es un asunto que está queriendo retornar desde aquéllos que se sienten inseguros ante las revoluciones que están trayendo otros vientos a nuestros tiempos desde 1967.

Por eso, ante esta intimación delicada, que tiene por detrás a los fundamentalistas que quieren criminalizarnos, pongo LA BOCA EN EL MUNDO.

José Celso Martinez Corrêa

Orgullosamente

Presidente de la Asociación Teat(r)o Oficina Uzyna Uzona

Paz Humor Amor y Mucho Más
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio