Porno para nosotras

Mi vida sexual es normal.

Bien… no sé qué quise decir con eso. Normal. Tengo relaciones, me enamoro, acabo, descubro, me aburro y a veces me divierto. Quiero dominar. Me gustaría ser más inquieta, a veces lo soy. Me aferro a ciertos olores. A cierta composición química que me satisface.

Soy dependiente de mi estado de ánimo. E intento crear dependencias.


Bueno no importa.

Quiero consumir pornografía y casi toda la existente me genera rechazo. Todo el porno está pensado desde el punto de vista masculino, siendo muy triste el lugar en que nos ponen con las típicas figuras de lolitas, enfermeras, o de rubias en la cocina siempre.

Soy rubia.

Por otra parte el porno es sumamente torpe y ordinario en su gran mayoría.

También existe la bella Erika Lust con su http://pornoparamujeres.com/

Veronica Sztellman
1 comentario

Entradas más populares de este blog

Primera Escuela Zapatista: descargá sus cuadernos y materiales de estudio